domingo, 18 de mayo de 2014

ALMA

Alma que grita, desesperada por salir de aquel cuarto sin sentimientos grandiosos. Oculta de sus miradas de sensaciones incómodas e irritables de alguien que no soy yo. Atrapada y alejada del valor, libre de opinar, de actuar, atrapada mi alma está.
Malvada la persona que lo permitió, me maldigo llena de ira y odio por dejarla sin valor, sin alas para escapar de aquel infierno terrenal.

Que se jodan, sí, que se jodan a rabiar. Mi alma queda libre, aunque mi miedo de que la hagan llorar aumente por momentos. Mi alma queda libre, libre está.
Perdóname por encerrarte en aquel horrible lugar.
Que se jodan a rabiar.
Mi alma tan valiosa y frágil como grandiosa, por su gran valor me obligaron a encerrar a lo que más amaba.
MI ALMA QUEDA LIBRE Y QUE SE JODAN, QUE SE JODAN POR ENVIDIARLA, QUE SE JODAN A RABIAR.