miércoles, 7 de mayo de 2014

Crear mi mundo

La oscuridad murió con el primer rayo de sol, deseé que me protegiera con su calor. Pero no lo hizo.
Soledad, lo llaman algunos.
Casualidad, otros.
Yo lo llamo putada.
Milllones de putadas me quedarán, se quedarán con el dolor recibido de aquel momento y no, con los buenos momentos antes de la caída. Como siempre, imagino un mundo diferente al que vivimos. Un mundo de pájaros rosados, no imagino.
Vivo en este momento, muero en manos y salgo sin mirar hacia atrás.
El pasado, atrás está y, aunque no lo crea, vivo en mi presentimiento de crear mi mundo.