lunes, 23 de junio de 2014

NUEVA OPORTUNIDAD

Me cerraron puertas pero se abrieron ventanas para conocer a alguien y descubrir el amor al fin. A mi edad podría haberlo descubierto, pero no es el caso, quizás no quiso aparecer o no supe encontrarlo con éxito o las dos cosas a la vez, pero gracias a ello pude sufrir por un amor no correspondido, un amor ignorado, un amor inexistente que acabó mal herido por la ilusión de haberlo encontrado y eso es una putada. Me he enamorado muy pocas veces, no me siento mal por ello, supongo que es por desconfianza hacia algo que desconozco, en este caso, el amor.
Me ilusioné, sufrí, lloré y pedí encontrar a aquella persona que me haga feliz y no me haga daño, pero no apareció, eso es una gran putada. Bueno, putada puede que sea, pero gran putada no.
Pasaban los años y me di cuenta que el amor estaba dentro de mí, recorriendo por mis venas, la sangre que circula por todas partes de mi cuerpo, pero necesitaba el agua para apoyarla y aún no lo encontré.
Con las nuevas oportunidades, nueva esperanza, nueva alma que me creé en un mundo alejado de mi propio mundo, salió mi yo natural, pero no lo pondré, hacia aquella persona que aparezca, fácil para ver qué es real y qué es irreal causado por la ilusión o las altas temperaturas del verano.
Se acabó rebajarme, se acabó ponerle fácil el camino hacia mi felicidad a su lado, se acabó ablandar mi corazón para después acabar destruido de quien no supo valorarlo ni respetarlo. El camino lo eliges tú, pero no te lo podré fácil.
Nueva oportunidad hacia algo que oí hablar de que existía, quizás haya llegado tarde o antes de tiempo, pero nunca es demasiado tarde.