sábado, 10 de octubre de 2015

EL LOBO Y LOS FRÍOS

Reconstruyendo un camino durante el trayecto de vuelta a la rutina, observando a quienes no dejan utilizar las expectativas de los creadores de sueños y los deslizantes de los típicos tópicos. Con voz alta alguien gritó una confesión que tanto daño le causaba, pude sentir su sufrimiento. Aquel lobo enfurecido por la injusticia que en este Planeta habitaba, tierras templadas pisaba con altas temperaturas y sentimientos puros hacia "los fríos". Los llamados "fríos" aceptaban el acercamiento para utilizarlo en su contra y crear una guerra interminable entre el lobo y "los fríos". Una guerra que hoy anunciaba su final.
Comenzaba la guerra contra "los fríos" y el lobo ya estaba preparado para la acción, para la batalla, justo entonces era el momento perfecto para reconstruir el pueblo. Dicha batalla, solo pudieron destruir el apreciado bosque que el lobo tanto amaba, y el lobo, por primera vez, ganó la batalla sin causar lesiones desafortunadas. Quizás el secreto sea la fuerza o la valentía que demostraba, quizás el bosque mostraba su magia en el momento adecuado y necesitado. El bosque está en calma.
El lobo tenía un nombre, un físico y una nacionalidad que se convirtió en raza.
Reconstruyendo un camino durante el trayecto de vuelta a casa, observé a quienes no dejaron de utilizar las expectativas de los creadores de sueños y los deslizantes de los típicos tópicos. Con voz alta alguien gritó una confesión que tanto daño le causaba, pude sentir su sufrimiento, pude sentir su alma.