miércoles, 30 de diciembre de 2015

NUNCA OLVIDES QUIÉN ERES

La vida es demasiado corta como para no perdonar, la gente aprende cuando quiere o cuando encuentran una motivación. si quieres conocer la verdad, nadie va a contártela. Nunca dejes de buscar. Todo el mundo te dirá su versión, si quieres la verdad debes buscarla tú mismo. Alguien que conocí escribió que abandonamos nuestros sueños por miedo a poder fracasar, o peor aún, por miedo a poder triunfar. Tú me diste paz en una vida de guerra. Cuéntales que hay quien se pierde las pequeñas alegrías esperando la gran felicidad, no desperdicies tu vida construyendo un puente que nunca pisarás, las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Cambia tus hojas pero no pierdas tus raíces, cambia de opinión pero no pierdas tus principios; mira atrás, recuerda, sonríe y sigue adelante. Sabemos lo que somos, ignoramos lo que podríamos ser y la única persona que necesitas en tu vida es aquella que te demuestra que te necesita en la suya. Cuéntales que no quieras más de lo que necesitas y lo que tengas te hará feliz. Todo está dicho pero como nadie escucha, o quieren escuchar, hay que decirlo de nuevo y confiar porque te podrás perdonar el haber fracasado pero jamás de no haberlo intentado. Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo y prueba a hacer algo diferente. Aferrarse al oído es como coger un carbón ardiente para tirárselo a alguien: eres tú quien se quema. Vive y laméntalo, vive y sufre pero vive porque no existe la certeza solo la oportunidad. Nunca dejes que no te vean reír, la verdadera patria es la infancia. Corred el riesgo de ser diferentes pero aprended a hacerlo sin llamar la atención, la vida es cuestión de esperar siempre la hora adecuada para actuar; es tiempo de ponerse a prueba, de probar tu voluntad, tu resistencia, de probar tus límites aunque las cosas salgan mal y no es culpa de nadie pero todos quieren un por qué. No juzgues cada día por al cosecha que recoger sino por las semillas que plantas, lo bello del desierto es que, en algún lugar, esconde un pozo. Lo importante es tener el talento de saber ser feliz.
La educación es la única solución, desconfía de todo salvo lo que te dice tu corazón y entiendo cómo te sientes pero has de ser optimista pues la mirada negativa discapacita más que una herida física porque la peor derrota es cuando se pierde el entusiasmo. Todos tenemos luz y oscuridad en nuestro interior pero lo importante es lo que elegimos potenciar porque aquellos que olvidan su pasado están condenados a repetirlo. Todos estamos en la alcantarilla pero algunos de nosotros miramos las estrellas aunque sin la oscuridad no podríamos ver las estrellas. Algunos. Algunos observan el mundo y se preguntan por qué, otros, por qué no así que ríe cuando puedas, discúlpate cuando debas y deja ir lo que no puedes cambiar. No seas como yo porque he pasado toda mi vida con temor, ahora me levanto para darle una patada en los dientes al miedo, porque el miedo es el verdadero enemigo, y nunca cometas dos veces el mismo error. Al final todo saldrá bien y si no sale bien es que no es el final, recuerda que el león nunca se preocupa por las opiniones de la oveja. Prefiero ser un optimista loco que un pesimista sensato de hecho, somos quienes somos gracias a todo lo perdido y a cómo nos hemos conducido frente a esas pérdidas. No importa cuántos errores cometas, siempre estarás delante de aquellos que no lo intentan o puedes pasarte la vida mirando hacia atrás pero no sirve de nada.
Las cosas más importantes de la vida no son cosas. He tenido sueños y pesadillas, superé mis pesadillas gracias a mis sueños. Un hombre que no se alimenta de sueños envejece pronto. Pregúntate si lo que haces hoy te acerca al lugar donde quieres estar mañana, trabaja hasta que tus ídolos sean tus rivales y nunca pares de insistir incluso el día más nublado y gris puedes ser el día que comiences a soñar y a ser feliz.
El que no cree en la magia, nunca la encontrará. Si preguntan por mí diles que me fui de viaje en busca de lo que no encontré. Podemos tener todos los medios de comunicación del mundo pero nada, absolutamente nada, sustituye la mirada del ser humano y recuerda que nada se acaba hasta que lo decidamos nosotros.
Algunos pájaros no están hechos para estar enjaulados. Eso es todo.