lunes, 15 de febrero de 2016

HOY ES EL DÍA QUE HACE MÁS VIENTO QUE NUNCA

Mis manos frías y latidos acelerados por momentos, suspiros al aire tapando miradas al encuentro y tus manos en movimiento acariciando aires de reencuentros.
Hablan del opuesto irracional cuando disparan bombas al aire, tragedias que marcan una huella táctica. Práctica lactante que no se detiene sin cesar mientras te espero para emprender el viaje. Laxantes del miedo.
Dueños del trueno.

Calla y que caiga la agonía de tu respaldo enmarchitado, recorriendo horizontes dañados por falta de tu ausencia indiscutiblemente razonada.
Lagarto acompañante de victorias y tragedias bailando al son de disputas indiferencias ajenas. Serpiente de tentaciones bañadas en tragedias.
Calla y bailemos a su son incordiando a la cobardía por cobarde, retorciendo el miedo en balde y gastando su desastre en arte. Transformando odio miserable en amor incondicionable.

Largarto simplemente.
Serpiente condicionalmente.

Tú y yo somos diferentes.
Por eso me atraes tanto.
Tú y yo somos diferentes.
Por eso me alejo de ti.

Lagarto simple.
Serpiente condicional.

Por eso me atraes tanto.

Somos diferentes del aroma perfumada y de los viajes sin destino al disfrute del camino.
Somos diferentes del perfume aromatizada y de los caminos con destino al viaje del disfrute personal.
Trayectos que crujen.
Crujidos que atraen preocupaciones.
Preocupaciones que atraen crujidos.
Preocupados de los crujidos que crujen.
Preocupados de los crujidos que atraen.
Crujidos que atren preocupaciones.
Sonidos que disparan al ritmo del crujido.
Sonidos que atraen despreocupaciones.
Ritmos que crujen disparando sonidos.

Por eso me atraes tanto.
Por eso me alejo de ti.
Por eso somos diferentes.

Quizá el miedo se apoderó de mí.
Quizá el miedo se arrodilló ante mí.

Imperfecciones discutibles con finales felices, discursiones sin fin. Hagamos lo que hagamos, no nos dejemos caer. Caigamos y levantémonos otra vez.


Por eso somos diferentes.
Por eso me alejo de ti.
Por eso me atraes tanto.
Tú y yo libres al fin.

Calla y bailemos.
Calla y que caigan las agonías.
Transformemos odio miserable en amor incondicional.
Que caigan las agonías de tu cuerpo vital.





Hoy es el día que hace más viento que nunca.

Sin final.




Homenaje a Carlos Sadness.