lunes, 14 de agosto de 2017

¿Jugamos?

Me cansé de jugar a querernos,
me cansé de tanta mentira al vernos.
Cada caricia me asquea de tu cuerpo y 
el mío lo lleno de versos por beso.
Me rompiste a pedazos mi corazón
en silencio y lo devolviste
con sonrisas hasta el cielo.
No confío en ti y
ni demuestras
tu arrepentimiento.
Seguiré desconfiando
hasta que tengas valor,
O hasta que tenga valor
para confiar en ti de nuevo.
Me cansé de jugar y
contigo poco queda hacer.
Siempre vuelves y te vas
y vuelta a empezar.
Nunca es nunca pero a ti eso te da igual.
Sonrisas que desatan,
Sonrisas que estampan,
Son risas hasta el cielo
jugando a todo o nada.
Me cansé de mentirnos.
Me cansé de este puto juego.
Me cansé de todo esto
de lo incierto sin sinceros.
Despacito y muy lento.
Te digo casi en susurro.
Me canso de este juego.

Por eso vete y no vuelvas más,
siempre lo haces y abres heridas
empapando con tiempo de olvidarte,
hasta que un día no lo consiga.
Vete contigo a otra parte,
a tu lado gasté y desgasté
todo lo bueno que quedaba por delante.
De mí nunca te preocupaste, pasaste.
Tu arrepentimiento de lo que hiciste,
si un día me quisiste,
si un día te importé lo más mínimo
nada demostraste de ti, típico.

Vete y no vuelvas más,
porque con solo pronunciar tu nombre, vomito.